in

Colgando de un ‘hilo’, el éxodo del personal pone en riesgo la seguridad en la planta nuclear de Ucrania

El jueves, la planta de Zaporizhzhia fue completamente desconectada de la red eléctrica de Ucrania por primera vez en su historia.

Ella había seguido trabajando en el complejo de Zaporizhzhia durante meses después de que los rusos lo asaltaran en marzo, entre cientos de trabajadores ucranianos que efectivamente se mantuvieron como rehenes para permitir que la central eléctrica, la planta de energía nuclear más grande de Europa, siguiera funcionando.

Pero eventualmente, las constantes explosiones y los temores por la vida de su pequeño hijo la llevaron a correr el riesgo de irse.

“Da miedo”, dijo Elena a CNN. «Todo explota allí».

CNN acordó usar solo el primer nombre de Elena por respeto a sus preocupaciones de seguridad.

Los ucranianos acusaron a las tropas rusas de usar la planta como escudo y arriesgarse a sufrir daños graves o un posible desastre en la planta. En respuesta, el Kremlin ha afirmado repetidamente que las fuerzas ucranianas están bombardeando la planta.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo durante un discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU el miércoles que Rusia había «puesto al mundo al borde de una catástrofe de radiación» al convertir la planta en una «zona de guerra» y pidió la desmilitarización de la planta.

«Por la noche (los rusos) están disparando en algún lugar detrás del embalse», dijo Elena. «Hay muchas, muchas explosiones al mismo tiempo, como grandes autos disparando».

Los temores sobre las consecuencias de las acciones de las tropas rusas alrededor de la planta han acelerado un éxodo de trabajadores.

«Durante las últimas dos semanas, ha habido una salida descontrolada de personal», dijo Daria, una empleada que todavía trabaja en la planta nuclear. CNN acordó no usar su nombre real debido a sus preocupaciones de seguridad. «Tenemos gente que se va en masa, docenas de ellos, en manadas».

Elena dijo que los empleados de la planta están aterrorizados por las tropas rusas con base allí, ya que caminan con ametralladoras y, por la noche, a menudo «se emborrachan y disparan al aire».

«Un hombre fue asesinado allí justo antes de que me fuera. Por eso nos fuimos», dijo Elena.

Tres trabajadores de plantas ucranianos han sido asesinados por el ejército ruso desde marzo por golpes o bombardeos, y al menos otros 26 han sido detenidos bajo acusaciones de filtración de información, dijo el miércoles el Comisionado de Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania, Dmytro Lubinets.

Condiciones ‘muy peligrosas’

Para aquellos que permanecen en la planta, la situación “empeora cada día”, dijo a CNN Petro Kotin, presidente del operador de energía nuclear estatal ucraniano Energoatom.

«Es una situación muy difícil», dijo Kotin. «Son héroes en realidad, continúan trabajando en estas condiciones en la planta».

Kotin dijo que las fuerzas rusas habían colocado 20 camiones en dos salas de turbinas, como se reveló en un video filtrado recientemente que fue verificado por CNN.

«Creemos que hay materiales explosivos dentro de estos camiones», dijo Kotin. «Y eso es muy peligroso».

Un incendio potencial podría extenderse al reactor cercano, porque la entrada de los bomberos está bloqueada, dijo.

Él cree que los rusos intentarán cambiar la salida de la planta Zaporizhzhia de la red eléctrica ucraniana a la red rusa, un proceso que implicaría un «apagado total» de la planta utilizando generadores diesel para enfriar los reactores. Tal operación sería muy peligrosa, dijo.

El jueves, la planta fue completamente desconectada de la red eléctrica de Ucrania por primera vez en su historia, según el operador nuclear del país, Energoatom. Dijo que los incendios en los pozos de ceniza cercanos habían provocado que la última línea eléctrica que quedaba conectada a la red eléctrica de Ucrania se desconectara dos veces, y agregó que las «acciones de los invasores» fueron los culpables.

El gobernador regional instalado por Rusia dijo más tarde que se estaba trabajando para restaurar el suministro de energía a la región. A su vez, culpó a la acción militar ucraniana por los cortes.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo el jueves por la noche que los seis reactores permanecían desconectados de la red eléctrica de Ucrania.

‘Ira impotente’

Los crecientes peligros de trabajar en la planta se han sumado a la presión psicológica sobre el personal mínimo que queda atrás. La empleada de la planta, Daria, dijo que solo el 10-15% del personal permanece ahora en su departamento, que vive día a día en un «estado de ira impotente».

«Mentalmente ya es muy difícil», dijo Daria. «Pero no sé cuándo y cómo nos iremos».

Daria dijo que el personal técnico de la planta está «haciendo lo imposible» para mantenerla funcionando sin incidentes, pero agregó que el mundo «no tiene idea de cuán serio es todo, cuánto pende de un hilo delgado».

«El estado psicológico humano puede provocar accidentes», dijo Daria. «En plantas como la nuestra, no es realmente el equipo el que tiene la culpa. Lo que importa aquí son las personas, sus decisiones, sus reacciones a las señales, a cualquier violación, a cualquier daño».

Actualmente, el OIEA está negociando con Rusia una inspección urgente de la planta nuclear para evaluar la seguridad de la operación. Pero Daria dijo que cree que «nada cambiará», incluso si esto sucede.

«Mi única esperanza es el ejército ucraniano», dijo Daria, pero teme lo que harán los rusos si llegan. «Les gusta tanto decir ‘te vamos a destruir’, y ya tienen sus órdenes para eso. Por eso la gente se va».

Fuente

Publicado por PyE

Comentario: A medida que se intensifica el concurso de talentos internacionales, Singapur debe sobresalir entre la multitud

El secretario general de la OTAN anunció la creciente importancia del Ártico con la entrada en la alianza de Suecia y Finlandia