in

DOJ sospecha que faltan documentos clasificados

DOJ sospecha que faltan documentos clasificados

El expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lanza gorras mientras asiste a un mitin en Warren, Michigan, Estados Unidos, el 1 de octubre de 2022.

Dieu-nalio Chery | Reutersm

El Departamento de Justicia sospecha que el expresidente Donald Trump aún podría tener documentos clasificados que retiró de la Casa Blanca cuando dejó el cargo en enero de 2021, dijeron a NBC News personas familiarizadas con el asunto.

El jefe de asuntos de contrainteligencia del DOJ, Jay Bratt, dijo recientemente a los abogados de Trump que el departamento creía que no había entregado todos los documentos gubernamentales que tomó cuando dejó el cargo, clasificados o no, informó NBC.

La noticia, reportada por primera vez por Los New York Times y El periodico de Wall Street, llega dos meses después de que agentes del FBI autorizados por una orden de cateo allanaran la residencia de Trump en Florida y confiscaran miles de documentos gubernamentales. Más de 100 de los registros se marcaron como clasificados.

También llega días después de que la archivista interina de los Estados Unidos Debra Steidel Wall, en una carta al Comité de Reforma y Supervisión de la Cámara, dijo que la Administración Nacional de Archivos y Registros aún no ha recuperado los registros del personal de la Casa Blanca de Trump que están contenidos en cuentas electrónicas no oficiales que utilizaron durante su presidencia.

NARA encontró más de 150 documentos marcados como clasificados en cajas de registros que Trump entregó a la agencia desde Mar-a-Lago en enero.

El Departamento de Justicia se negó a comentar.

El portavoz de Trump, Taylor Budowich, en un comunicado a NBC News, dijo: «El Departamento de Justicia armado y el FBI politizado están gastando millones y millones de impuestos estadounidenses». [dollars] para perpetuar la caza de brujas tras la caza de brujas».

Budowich dijo que «todos los presidentes recientes movieron millones de páginas de documentos» y argumentó que «el presidente Trump está siendo atacado injusta, ilegal e inconstitucionalmente porque no dejará de luchar para devolverle el poder a la gente».

La redada del 8 de agosto en el Mar-a-Lago Club en Palm Beach fue parte de una investigación criminal en curso contra Trump por la eliminación de los registros gubernamentales cuando dejó el cargoy posible obstrucción de la justicia al no devolver esos documentos mientras las autoridades federales buscaban su devolución.

Por ley, dichos registros son propiedad del gobierno de los Estados Unidos.

Política de la CNBC

Lea más sobre la cobertura política de CNBC:

El DOJ ha dicho que la redada encontró carpetas de archivos vacías que estaban marcadas como clasificadas. Los funcionarios también se han quejado de que el fallo de un juez que prohíbe temporalmente que el Departamento de Justicia examine los documentos clasificados incautados «parece impedir que el FBI y el Departamento de Justicia» realicen una revisión que podría identificar otros registros que «aún faltan».

Aunque el FBI registró Mar-a-Lago, donde Trump reside en los meses que no son de verano, los agentes no registraron ni su residencia en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, ni su apartamento en la Torre Trump en la ciudad de Nueva York.

El Daily Mail publicó el mes pasado un video tomado de Trump en mayo de 2021 abordando un avión cerca de Mar-a-Lago mientras se cargaban cajas de archivos en el avión. Trump viajaba a Bedminster en ese momento.

Los abogados de Trump están divididos sobre cómo responder a la sospecha del Departamento de Justicia de que el expresidente todavía tiene material clasificado, señaló el informe del Times. Un grupo de abogados, encabezado por Chris Kise, había sugerido que Trump contratara una firma de contabilidad forense para buscar los registros sospechosos. Pero otros abogados disuadieron a Trump de ese camino, según el informe.

Los últimos informes sobre los documentos clasificados potencialmente desaparecidos complican una situación legal ya enredada.

Los jueces de cuatro tribunales federales, incluida la Corte Suprema, están lidiando con disputas entre los abogados de Trump y el Departamento de Justicia sobre los parámetros y el momento del uso de los registros en la investigación penal.

Fuente

Publicado por PyE

Peskov dijo que aún no se ha determinado el formato de la participación de Rusia en la cumbre del G20 en Bali.

Los líderes de la UE y EE. UU. piden un cambio institucional en la financiación climática mundial