in

El Servicio Secreto puede haber violado la ley con las eliminaciones de texto, dice el comité del 6 de enero

El Servicio Secreto puede haber violado la ley con las eliminaciones de texto, dice el comité del 6 de enero

Un miembro del Servicio Secreto de EE. UU. habla por un teléfono celular mientras el presidente electo de EE. UU., Donald Trump, asiste a reuniones en el Capitolio de EE. UU. en Washington, DC, el 10 de noviembre de 2016.

Saúl Loeb | AFP | imágenes falsas

El Servicio Secreto de EE. UU. puede haber violado una ley federal de mantenimiento de registros cuando supuestamente eliminó los mensajes de texto de los agentes durante el proceso de actualización de sus dispositivos móviles, dijo el miércoles el comité selecto de la Cámara que investiga los disturbios del Capitolio del 6 de enero de 2021.

«Nos preocupa una migración del sistema que, según nos dijeron, resultó en el borrado de los datos de los teléfonos celulares del Servicio Secreto», dijeron en un declaración conjunta.

«El procedimiento para preservar el contenido antes de esta purga parece haber sido contrario a los requisitos de retención de registros federales y puede representar una posible violación de la Ley Federal de Registros», dijeron los líderes del comité.

El Servicio Secreto no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de CNBC sobre la declaración de Thompson y Cheney.

El reclamo de los líderes del comité se produjo un día después de que el Servicio Secreto dijera que había entregado solo un hilo de mensajes de texto en respuesta a un citación emitido por el comité selecto.

El Servicio Secreto reveló ese detalle en una carta enviada el martes, fecha límite para que la agencia citada entregue un tesoro de documentos relacionados con la insurrección del 6 de enero, cuando una turba violenta de partidarios del entonces presidente Donald Trump irrumpió en el Capitolio.

El Servicio Secreto ha producido miles de páginas de otros documentos para el comité selecto, «y nuestros investigadores están evaluando esa información», dijeron Thompson y Cheney.

Pero señalaron que la agencia pasó por el proceso de migración del sistema “apenas tres semanas después del ataque al Capitolio en el que el vicepresidente de Estados Unidos, mientras estaba bajo la protección del Servicio Secreto, fue a pasos de una turba violenta que lo perseguía”. «

«Cuatro comités de la Cámara ya habían buscado estos registros críticos del Departamento de Seguridad Nacional antes de que aparentemente se perdieran», agregaron Thompson y Cheney. «El Comité Selecto también está buscando registros adicionales del Servicio Secreto. También se debe hacer todo lo posible para recuperar los datos perdidos».

El comité selecto emitió la citación luego de ser informado de que los textos del Servicio Secreto del 5 y 6 de enero de ese año habían sido borrados como resultado de un «programa de reemplazo de dispositivos». El inspector general del Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa el Servicio Secreto, informó al panel selecto sobre los textos faltantes horas antes de que se emitiera la citación el viernes por la noche, informaron los medios de comunicación.

El inspector general, Joseph Cuffari, ya había dijo a los comités del Congreso que los mensajes habían sido borrados después de que su oficina le pidiera al Servicio Secreto registros de comunicaciones electrónicas vinculados a los disturbios en el Capitolio.

El portavoz del Servicio Secreto, Anthony Guglielmi, rechazó cualquier sugerencia de que la agencia «eliminó maliciosamente mensajes de texto luego de una solicitud», y dijo la semana pasada que «el Servicio Secreto ha estado cooperando plenamente con la OIG en todos los aspectos». Guglielmi dijo que el Servicio Secreto había comenzado a restablecer sus dispositivos en enero de 2021 como parte de un «proceso de migración del sistema» planificado previamente, durante el cual se perdieron algunos datos.

Un alto funcionario del Servicio Secreto dijo NBC que a los empleados de la agencia se les había recordado en dos correos electrónicos separados que conservaran los registros en sus dispositivos móviles antes de que comenzara el proceso de reemplazo.

La carta enviada el martes, obtenida e informada por NBC, decía que el inspector general de Seguridad Nacional «solicitó específicamente mensajes de texto enviados o recibidos por 24 miembros del personal del Servicio Secreto durante el período del 7 de diciembre de 2020 al 8 de enero de 2021».

Después de recibir esa solicitud, la carta decía que el Servicio Secreto identificó «una conversación por mensaje de texto del exjefe de policía del Capitolio de los EE. cualquier otro registro que responda a [the inspector general’s] Solicitud de mensajes de texto».

Es poco probable que cualquier otro mensaje de texto enviado por los agentes en ese momento sea recuperable, informaron varios medios.

La representante Zoe Lofgren, demócrata por California, una de los nueve miembros del comité selecto, dijo en una entrevista con MSNBC el martes que el panel «recibió un mensaje de texto» del Servicio Secreto. Ese mensaje puede no ser nuevo, dijo Lofgren: «Para mí está claro, ese es un mensaje de texto que puede haber sido capturado a través de otra rama del gobierno».

La carta del Servicio Secreto al comité del martes dice que ha entregado un total de 10,569 páginas de documentos hasta el momento, de conformidad con la citación.

«El Servicio Secreto continúa participando en amplios esfuerzos para evaluar más a fondo si los mensajes de texto relevantes enviados o recibidos por 24 personas identificadas por [Cuffari’s office] se perdieron debido a la migración de Intune y, de ser así, si dichos textos son recuperables», agrega la carta.

Mientras tanto, la Administración Nacional de Archivos y Registros solicitó el martes al Servicio Secreto que investigue la «potencial eliminación no autorizada» de los textos en cuestión.

La controversia sobre los mensajes de texto se produce en medio de un mayor interés público en el Servicio Secreto luego de las audiencias públicas del comité selecto sobre los disturbios en el Capitolio, que produjeron acusaciones explosivas sobre la participación de los agentes del Servicio Secreto en los eventos de ese día.

La exasistente de la Casa Blanca, Cassidy Hutchinson, le dijo al comité el mes pasado que había escuchado que Trump, luego de un mitin previo a los disturbios cerca de la Casa Blanca, se abalanzó sobre un agente del Servicio Secreto en un vehículo después de que le dijeron que no lo llevarían al Capitolio.

Trump negó la acusación y los medios de comunicación informaron que fuentes no identificadas del Servicio Secreto cuestionaron sus comentarios. Pero los agentes con conocimiento del presunto incidente aún tienen que impugnar las afirmaciones de Hutchinson en testimonio bajo juramento ante el comité.

La próxima audiencia pública del panel está programada para el jueves a las 8 pm ET.

Fuente

Publicado por PyE

Los mayores planes de compra militar de Chequia desairan a Suecia

‘Valor político necesario para reformas audaces, aceptación SA en crisis extrema’