in

Eslovaquia se prepara para una pérdida de fondos de la UE de 800 millones de euros

FM italiana: alianza entre EPP e ID es imposible

Eslovaquia todavía tiene que gastar más del 30 % de sus fondos de cohesión (un total de 4 300 millones de euros), pero con menos de siete meses antes de la fecha límite, se perderán 800 millones de euros, o el 5 % de la suma total.

Mientras el gobierno anterior callaba sobre la crisis emergente, nuevos ministros tecnocráticos presentaron cálculos al mes de asumir el cargo. Su plan incluye mover fondos y ampliar el colchón para proyectos fallidos. Aún así, se perderán 800 millones de euros, o el 5% de la suma total.

“No perderemos miles de millones. Pero gastar toda la asignación no es realista”, comentó la viceprimera ministra de fondos de la UE, Lívia Vašáková.

Los tecnócratas planean desviar 1040 millones de euros del dinero no gastado a las facturas de energía de los hogares y las empresas. Esto se hizo posible con una nueva flexibilidad. introducido durante las negociaciones REPowerEU del año pasado. Luego, el primer ministro Eduard Heger dejó constancia de que el país “colapsaría financieramente” si la excepción, denominada SAFE, no fuera posible.

Se destina otra suma de 315 millones de euros a los refugiados ucranianos, utilizando otra herramienta de crisis, FAST CARE. Estos movimientos llevarán la implementación de Eslovaquia de la dotación 2014-2020 al 80%. Eso todavía deja 2.940 millones de euros para gastar este año.

Como es la norma, los proyectos se planificaron para cubrir más de la suma asignada, como un colchón. Esto significa que debería haber un potencial para gastar 5.300 millones de euros, cómodamente más de lo necesario.

Sin embargo, los problemas de administración e implementación son tales que el gobierno todavía espera que se le devuelvan casi 1.000 millones de euros. Un problema es que, llegados a este punto, ya no existe la posibilidad de mover las finanzas de los programas que funcionan mal a otros.

Múltiples programas son altamente problemáticos, particularmente en áreas ambientales, de infraestructura, digitales, sociales y culturales. Grandes sumas de dinero se dividen entre muchos proyectos pequeños y el aumento en los costos de los materiales de construcción significa que algunos proyectos ya no son viables. El gasto para las comunidades marginadas también es históricamente bajo, ya que el racismo estructural impide que los políticos locales acepten proyectos.

Según fuentes de EURACTIV Eslovaquia, la Comisión Europea se ha negado a retrasar el plazo de Eslovaquia. Parecer laxo en la supervisión se vería mal cuando se trata de luchar por un presupuesto de cohesión después de 2027. Aunque le dio a Eslovaquia más tiempo en el período de programación anterior, tuvo que devolver alrededor de 500 millones de euros.

El gobierno todavía tiene algunos trucos bajo la manga, pero es poco probable que lleven el gasto al 100%. Se podrán cambiar 25 millones de euros de donaciones a instrumentos financieros, para invertir en viviendas asequibles. También se implementará la escalonamiento cuando sea posible, dividiendo los costos entre dos períodos de programación.

Otro problema es que luchar para salvar los fondos restantes impide que los funcionarios presten atención al sobre 2020-2027. Tres años después de su puesta en marcha, Eslovaquia aún no ha presentado convocatorias para los principales programas de cohesión, lo que pone en riesgo también su gasto futuro.

(Barbara Zmušková, Marián Koreň | EURACTIV.sk)

Leer más con EURACTIV



Fuente

Publicado por PyE

Estados Unidos informó a la UNESCO de su intención de volver a la organización

El presidente Biden dice que los estadounidenses pueden confiar en que no ha interferido en la acusación de Trump porque ‘soy honesto’