in

La solidaridad con Ucrania debe permanecer en la parte superior de nuestra agenda | Noticias | Parlamento Europeo

Turquía: una grave crisis diplomática que aún se puede evitar |  Noticias |  Parlamento Europeo

Los acontecimientos en Rusia han planteado una serie de preguntas relacionadas con su dinámica interna y la fragilidad de sus sistemas, así como sus efectos sobre la invasión de Ucrania y sobre la seguridad europea en su conjunto.

La solidaridad con Ucrania debe permanecer en la parte superior de nuestra agenda. Es tan existencial para Ucrania como lo es para Europa. Tenemos que mantenernos firmes, incluso si en los próximos meses las cosas se ponen más difíciles para Ucrania.

En este sentido, acojo con satisfacción el 11.º paquete de sanciones y los 50.000 millones de euros adicionales en apoyo a la reparación, recuperación y reconstrucción de Ucrania anunciados la semana pasada.

Intensificar requerirá que cumplamos las promesas que hemos hecho sobre la apertura de las negociaciones de adhesión a la UE. El compromiso y los esfuerzos sustanciales de Ucrania en su camino hacia la reforma, incluido el cumplimiento de los requisitos para su condición de candidato a la UE, han sido extraordinarios.

Debemos estar preparados para llevar las negociaciones de adhesión a la siguiente etapa cuando se hayan cumplido suficientemente los criterios de reforma, y ​​espero que suceda más pronto que tarde.

Fortalecer nuestra base industrial relacionada con la defensa, mejorar la innovación, reducir nuestras dependencias, volvernos más autónomos y generar confianza debe ser el centro de nuestra nueva política de seguridad y defensa. El acuerdo político que alcanzamos esta semana sobre la adquisición conjunta en defensa ayudará a los Estados miembros a reabastecer sus necesidades de defensa y ser más interoperables. También ayudará a los ucranianos, que cuentan con nuestra entrega de armas y municiones.

El progreso de nuestras negociaciones sobre la Ley de apoyo a la producción de municiones (ASAP) también es alentador y sigo convencido de que, después de que el Parlamento adoptara su posición hace un mes, alcanzaremos un acuerdo político en las próximas semanas.

Juntos estamos haciendo coincidir la demanda con la oferta. Estamos emparejando la retórica con la acción. estamos entregando

Y ahora tenemos que cumplir con una nueva arquitectura de seguridad y defensa en la que nos aseguremos de que la UE y la OTAN puedan complementarse entre sí, sin crear duplicaciones ni dar la impresión de competencia.

También tenemos que cumplir con la migración. Es urgente. La semana pasada el cementerio del Mediterráneo cobró la vida de otras 300 personas, muchas de las cuales nunca serán identificadas. Son otros 300 sueños destrozados. Otras 300 familias rotas para siempre.

Hemos logrado avances importantes. El Parlamento Europeo está dispuesto a trabajar -constructivamente- para encontrar un camino hacia el final de esta legislatura que respete las fronteras, que sea justo con los que necesitan protección, firme con los que no pueden hacerlo y que rompa el modelo empresarial de traficantes que se aprovechan de los vulnerables. Deben ser nuestras leyes y marco legal los que crean las reglas, no las redes de tráfico. Cuanto más esperemos, más fuertes se volverán las redes y más vidas se perderán. Frontex juega aquí un papel importante y crucial.

Tampoco podemos ignorar la dimensión externa de este problema. Tenemos un papel que nos permite invertir y cooperar más con los países de África. Sin embargo, no podemos cometer el viejo error de hablar con África solo cuando se trata de migración. Necesitamos involucrarnos estratégicamente en inversiones, en proyectos conjuntos y en un espíritu de asociación. Debemos hablar con, no hablar, y comprender que si nos retiramos, los países de África simplemente buscarán otros socios.

Tenemos que reevaluar la forma en que interactuamos en todo el mundo. Reequilibrar nuestras relaciones políticas y económicas con socios clave en todo el mundo. Con las democracias latinoamericanas sobre materias primas críticas y acuerdos comerciales que son cruciales para avanzar en nuestra transición digital y verde.

También necesitamos comprometernos más con países como India.

La Unión Europea es el tercer mayor socio comercial de la India y el segundo mayor destino de exportación. Compartimos muchas prioridades, incluida la lucha contra el cambio climático, la tecnología y la seguridad. Hay tantas oportunidades que están sin explotar.

Europa ha sido el actor global más influyente en el avance de la agenda internacional sobre descarbonización, diversificación energética y lucha contra el cambio climático. Esto es importante. Pero debemos ser mejores para amortiguar el impacto económico y social de todas estas decisiones. Tenemos que explicar mejor cómo lo estamos haciendo y por qué es importante.

La gente debe tener confianza en el proceso y debe poder pagarlo. Necesitamos escuchar más y escuchar más a nuestros ciudadanos, a nuestras empresas, a nuestros jóvenes. Tenemos que tener la previsión de saber cómo mantener a la gente con nosotros.

La inflación sigue siendo persistente. Los hogares se enfrentan a una caída del salario real. El Banco Central Europeo está ayudando a abordar esto mediante el aumento de las tasas de interés. Pero eso también tiene un impacto social que haríamos mal en ignorar.

Por eso, si queremos tomarnos en serio la aplicación de nuestras prioridades y seguir siendo creíbles, necesitamos un presupuesto de la UE que sea adecuado para su propósito.

Ha llegado el momento de poner en marcha nuevos recursos propios. A medida que pagamos la deuda de NextGenerationEU, deben estar disponibles nuevas fuentes de ingresos. No puede hacerse a expensas de políticas y programas de la Unión de larga data.

Vinculado a esto está la necesidad de adaptar nuestro presupuesto de la UE a largo plazo para reflejar nuestra realidad actual. No cabe duda de que, desde la adopción del actual Marco Financiero Plurianual en 2020, el mundo ha cambiado y nosotros debemos cambiar con él. Llevamos años pidiendo una revisión del MFP y el Parlamento está dispuesto a desempeñar su papel. Esto, por cierto, también es fundamental para los proyectos de infraestructura que pueden ayudar en términos de defensa y seguridad, como los ferrocarriles que también funcionan como líneas críticas de movilidad militar. Algunas de estas decisiones requieren la unanimidad y todos tendremos un papel que desempeñar.

Se trata de preparar nuestras economías para el futuro. Y cómo devolvemos este proyecto nuestro más fuerte de lo que lo encontramos.

Los próximos meses deben ser sobre entrega. El proceso para que acordáramos un período electoral ya resultó difícil. La fecha por defecto se basa en una realidad de 1979 cuando la Unión solo tenía nueve Estados miembros. Necesitamos un replanteamiento colectivo sobre cómo se identifica la fecha. Ahora estamos debatiendo la composición del Parlamento; tienen nuestra propuesta sobre la ley electoral, pero llegar a un puesto en el Consejo está resultando demasiado difícil. Lo único que sabemos sobre nuestro proyecto es que si nos detenemos, nos estancaremos.

Tenemos una propuesta para construir una convención sobre nuestra extensa Conferencia sobre el Futuro de Europa. Tenemos que estar preparados para la ampliación, así que mientras Moldavia, Ucrania y otros países de los Balcanes Occidentales se están reformando y preparando, tenemos que hacer lo mismo.

Es hora de un cambio colectivo en el pensamiento. Muchos ya se han posicionado en este cambio geopolítico. Debemos estar listos para hacer lo mismo.

Gracias.

Fuente

Publicado por PyE

El exvicepresidente estadounidense Pence visita Ucrania

Biden elige a la Corte Suprema que Jackson critica el fallo