Letta por una Europa federal

6 mins read
Letta por una Europa federal

En un ensayo publicado por el diario italiano Il Foglio Enrico Letta, secretario del Partido Demócrata y exprimer ministro italiano, propone una reforma de los Tratados para crear siete uniones y construir una Europa federal.

Roberto Castaldi es el editor en jefe de EURACTIV Italia y el director de investigación del Centro Internacional para la Gobernanza Europea y Global (CesUE).

Enrico Letta describe detalladamente su posición europea. Es urgente lograr siete uniones en materia de política exterior, de asilo, energética, de defensa, social y sanitaria. Además de una confederación europea más amplia para expandirse rápidamente a Ucrania, Georgia, Moldavia y los Balcanes, mientras se crea un núcleo federal más integrado en su centro. En el artículo, Letta explica lo que implicaría todo esto en términos de acciones y beneficios comunes para los ciudadanos europeos, destacando así implícitamente los costos de la no Europa en todas estas áreas políticas.

Letta identifica el nudo institucional fundamental a superar: los vetos nacionales y la regla de la unanimidad, a eliminar en todo el proceso de toma de decisiones de la Unión. Propone iniciar una Convención para reformar los Tratados al final de la Conferencia sobre el Futuro de Europa, para responder a las peticiones de los ciudadanos europeos.

Propone una Europa de círculos concéntricos con una Unión federal en el marco de una confederación más amplia, para perseguir juntos la ampliación y la profundización, en lugar de considerarlas como alternativas. Incluso si Letta no escribe esto, esto también es esencial para permitir que continúe la profundización federal incluso si algunos estados miembros no están disponibles, al tiempo que les permite seguir siendo miembros de la confederación más amplia.

Letta también plantea la cuestión del papel de Europa en el mundo, de la visión y los valores que la Unión debe encarnar y de los instrumentos necesarios para salvaguardarlos, incluida la reforma de su gobernanza económica. Reconoce que los principales problemas sólo pueden abordarse a nivel europeo, y por tanto la división política fundamental es entre nacionalistas y europeístas, entre los que lloran una soberanía nacional del siglo XIX y los que construyen una soberanía europea, la única efectiva en el Siglo 21.

Esta postura abre una batalla política en tres frentes. La primera es explícita: Letta compromete al PD a trabajar para traer a toda la familia progresista europea a esta plataforma europea. El segundo se refiere a la posición, y sobre todo a las iniciativas y acciones, del gobierno italiano sobre todos estos expedientes. El tercero es un desafío que Letta de facto lanza a todas las fuerzas políticas italianas para superar sus ambigüedades. Forza Italia forma parte del Partido Popular Europeo (PPE) y se proclama europeísta, pero sigue siendo aliado de Salvini y Meloni. La Lega apoya al gobierno de Draghi, oficialmente basado en el europeísmo y el atlantismo, pero luego lo critica en cada decisión, mientras que su amistad histórica con Putin es tan conocida que no puede olvidarse ni siquiera durante los viajes de Salvini al exterior. Fratelli d’Italia se puso inmediatamente del lado del campo occidental, pero se opone al gobierno de Draghi y propone una visión confederal de Europa -es decir, incluso más débil que la Unión actual- defendiendo una soberanía nacional que en realidad implica una dependencia estructural de uno u otro de los grandes del mundo. potestades. Se pide al M5S que haga una elección clara, de una vez por todas, a favor de Europa. Y, en consecuencia, todos los demás componentes potenciales de una “coalición amplia” de centroizquierda tienen el desafío de aceptar una alianza con el M5S, si este último elige claramente una línea proeuropea.

Es significativo que el ensayo llegue después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, en las que la división entre nacionalismo y europeísmo resultó tan dominante que arrasó con los partidos tradicionales. Letta y el PD tomaron una posición clara, que puede ayudar al proyecto europeo y puede reestructurar el sistema político italiano.



Fuente

Latest from Blog