Los cargos de ‘incitación al disturbio público’ presentados contra los presuntos asesinos de Deborah Samuel muestran que el gobierno de Sokoto liderado por Tambuwal es cómplice : Adegboruwa

5 mins read
Los cargos de 'incitación al disturbio público' presentados contra los presuntos asesinos de Deborah Samuel muestran que el gobierno de Sokoto liderado por Tambuwal es cómplice : Adegboruwa

El abogado de derechos humanos Ebun-Olu Adegboruwa, SAN, describió los cargos de “conspiración criminal e incitación a disturbios públicos” presentados contra los dos sospechosos arrestados por el asesinato de Deborah Samuel, como un insulto a los nigerianos y a los padres de la fallecida. .

Adegboruwa dijo que el gobernador del estado de Sokoto, Aminu Tambuwal, un exlegislador, conocía la ley pero quería anular la vida de un ciudadano confiado a su cuidado con su ambición política.



Pidió al gobernador Tambuwal que prefiriera renunciar ahora que pasar a la historia como el gobernador bajo cuya vigilancia un ciudadano fue asesinado y no pudo hacer cumplir las leyes del país, sino que ayudó e instigó a su encubrimiento.

Al condenar los cargos formulados contra los presuntos asesinos, Adegboruwa dijo: “Los cargos penales, conspiración criminal e incitación a disturbios públicos formulados por el gobierno del estado de Sokoto contra asesinos empedernidos es un insulto a la sensibilidad de los padres de los fallecidos, el pueblo de Nigeria. y Dios que creó a Débora.

“Este crimen tuvo lugar en un ambiente ilustrado en una institución superior, bajo la vigilancia de hombres de seguridad, de quienes se dijo que fueron dominados.

“Todo partió de un grupo de Whatsapp, que tiene líderes identificados. Hay estudiantes que enviaron mensajes y amenazas de muerte en esa plataforma. Sus números de teléfono están registrados con identificación NIN. Pertenecen a una clase en la escuela; por lo que son personas conocidas.

“Abundan las imágenes de personas que confesaron abierta y jactanciosamente su participación en el asesinato, una de las cuales muestra el fósforo con el que se prendió fuego al difunto. El gobierno del estado de Sokoto se ha mostrado con estos cargos como cómplice de todo este drama y es muy lamentable, para un estado que está encabezado por un abogado, ex presidente de la Cámara de Representantes y que aspira a gobernar Nigeria como su presidente. .

“Es muy poco caritativo por parte de Su Excelencia haber tolerado esta acusación sin fundamento. Es mejor dejar en libertad a los sospechosos que pretender juzgarlos. Las secuelas de este espantoso asesinato, los cargos acuosos presentados y la actitud de consentimiento de los involucrados me han deprimido más que el acto en sí.

“Nigeria no puede funcionar de esta manera en absoluto. Estoy realmente triste por este desarrollo. Esperaba que el gobernador, como visitante de esa escuela, visitara a los padres de los fallecidos, quienes confiaron en las autoridades y enviaron a su pupilo a la escuela desde el estado de Níger al estado de Sokoto, en cumplimiento del mantra de una Nigeria unida”.

Según Adegboruwa, si la impresión que tienen los nigerianos con todos los cargos es que el propio Estado avaló el asesinato de los fallecidos, “entonces estamos sembrando las semillas de la discordia y la fragmentación”.

Aconsejó que “la ambición política del gobernador Aminu Tambuwal no debe anular la vida de un ciudadano confiado a su cuidado pero que fue asesinado a sangre fría”; diciendo: «Es mejor que Su Excelencia renuncie ahora, en lugar de pasar a la historia como el Gobernador bajo cuya vigilancia un ciudadano fue asesinado y el Gobernador no pudo hacer cumplir las leyes del país, sino que ayudó e instigó su encubrimiento».

Insistió en que “es el gobernador Tambuwal quien está siendo juzgado en este caso”.

Dos sospechosos, Bilyaminu Aliyu y Aminu Hukunci, fueron procesados ​​el lunes ante el tribunal de primera instancia de Sokoto por su presunta participación en el asesinato de la estudiante cristiana de nivel 200.

Pero los sospechosos se declararon inocentes del crimen.

Los sospechosos estuvieron representados por un equipo de 34 abogados encabezados por el abogado defensor, el profesor Mansur Ibrahim.

Fuente

Latest from Blog