in

Los incendios del Amazonas se apoderan del 90% del área en los primeros dos meses de 2023

Los incendios del Amazonas se apoderan del 90% del área en los primeros dos meses de 2023

Los incendios del Amazonas se apoderan del 90% del área en los primeros dos meses de 2023

Martes, Marzo 14 2023 – 09:38 UTC


Según un informe emitido este lunes por el Monitor de Incendios, una iniciativa del Proyecto Anual de Mapeo de Usos y Coberturas Terrestres en Brasil (MapBiomas) en alianza con el Instituto de Investigaciones Ambientales de la Amazonía (IPAM), el bioma amazónico concentra el 90% de sus áreas con incendios, lo que representa 487.000 hectáreas. En los primeros dos meses de 2022, el área sumó 654.000 hectáreas. En los seis biomas del país – Amazonia, Caatinga, Cerrado, Mata Atlántica, Pampa y Pantanal – hubo incendios en más de 536.000 hectáreas.

La investigadora del IPAM Vera Arruda explicó que el área fue un 28 % menor que la registrada en el primer bimestre de 2022. Si bien las lluvias estacionales favorecen la reducción de los incendios, “muchas hectáreas se queman en un período de más lluvia”, explicó Arruda, quien es un miembro del equipo que emite el Monitor de Incendios.

Otra particularidad de la temporada es el alto índice de ocurrencias en Roraima. El sondeo arrojó que los incendios en el estado consumieron 259.000 hectáreas.

“Hay un tipo de vegetación allí que se parece más al Cerrado. No son solo bosques, como la mayor parte de la Amazonía”, continuó Arruda. En los estados de Mato Grosso y Pará, el fuego ha alcanzado áreas de 90.000 y 70.000 hectáreas, respectivamente. Si se combinan con Roraima, representan el 79% de los incendios detectados por el equipo.

El bioma Cerrado ocupa el segundo lugar en la lista, con 24.000 hectáreas afectadas por el fuego. Arruda también dijo que la vegetación se ha adaptado a la presencia del fuego. “El fuego que se da, hoy en día, en los últimos años, ya no es el fuego que se daría naturalmente en la vegetación, porque se daría más por la presencia de rayos. Es decir, más entre las estaciones. Más o menos, de mayo a julio. Y vemos que, de hecho, el fuego en el Cerrado se concentra en el pico de la estación seca, entre agosto y septiembre, que son los meses más críticos de fuego en el Cerrado. La mayor parte del fuego en la vegetación es de origen antropogénico, humano, no es de origen natural”, insistió.

“Además, incluso el fuego que ocurriría naturalmente ocurriría de manera espaciada no quemaría la misma área, una y otra vez. Lo que vemos, con los datos del Monitor, es que la frecuencia de áreas quemadas en el Cerrado también está aumentando. Eso no permite que se recupere la vegetación, el ecosistema”, prosiguió.

(Fuente: Agencia Brasil)



Fuente

Publicado por PyE

Sri Lanka aprueba legislación clave anticorrupción ordenada por FMI: vocero

La Duma del Estado propuso prohibir el enjuiciamiento por me gusta en las redes sociales