Macron y Le Pen se encaminan a la segunda vuelta de las elecciones del 24 de abril

8 mins read
Macron y Le Pen se encaminan a la segunda vuelta de las elecciones del 24 de abril

El líder francés Emmanuel Macron y su rival Marine Le Pen se clasificaron el domingo (10 de abril) para lo que promete ser una segunda vuelta de las elecciones presidenciales muy reñida el 24 de abril, que enfrentará a un liberal económico proeuropeo contra un nacionalista de extrema derecha.

Con el 97% de los votos contados en la primera vuelta, las proyecciones del lunes temprano mostraban que Macron obtuvo un 27,4% y Le Pen un 24%.

[For a full account of the election night in France, read our Live blog]

Mientras tanto, los candidatos de los partidos tradicionales de gobierno de Francia, los socialistas y los republicanos, estaban en camino de derrotas humillantes y puntajes históricamente bajos.

A pesar de ingresar tarde a la campaña y realizar solo un mitin, Macron se desempeñó un poco mejor de lo esperado y ganó el apoyo inmediato de la mayoría de sus rivales derrotados antes de la segunda vuelta.

“No se equivoquen: nada está decidido”, dijo a los entusiastas seguidores en la sede de su campaña. “El debate que vamos a tener en las próximas quince días será decisivo para nuestro país y Europa”.

Y agregó: “Cuando la extrema derecha con todas sus formas está tan alta en nuestro país, no se puede decir que las cosas van bien”.

Le Pen, un abierto admirador del presidente ruso Vladimir Putin hasta su invasión de Ucrania, había recorrido durante meses pueblos y aldeas de Francia. Se centró en los problemas del costo de vida que preocupan a millones y aprovechó la ira hacia los gobernantes.

La mayoría de los candidatos hizo un llamado a sus votantes para que bloqueen el camino a Marine Le Pen. Pero podría no ser suficiente esta vez, ya que las encuestas ya pronostican una carrera reñida entre Macron y el líder de extrema derecha.

El habitual “cordón sanitario” que mantiene alejados del poder a los partidos de extrema derecha se pondrá a prueba en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Tanto Éric Zemmour como Nicolas-Dupont Aignan han respaldado al líder de Rassemblement national en sus discursos de primera ronda. En conjunto, han recogido alrededor de un tercio del total de votos, según las estimaciones.

“Hay un hombre contra Marine Le Pen que ha traído a dos millones de inmigrantes”, dijo Zemmour, y agregó que “no cometerá un error sobre [his] oponente” y llamando a sus votantes a confiar en Le Pen.

“Con los votos de Éric Zemmour, somos la primera familia política del país”, dijo a EURACTIV un antiguo partidario de RN.

Las proyecciones de la noche del domingo confirmaron que la victoria estaba lejos de estar garantizada para el presidente en ejercicio, con solo dos puntos de diferencia, por ejemplo, para la encuesta Ifop-Fiducial para los canales de televisión LCI y TF1.

En 2017, Macron obtuvo una victoria aplastante al obtener el 66% de los votos en la segunda vuelta.

Frente único contra Le Pen

La gran mayoría de los candidatos perdedores invitaron a sus seguidores a respaldar al presidente en ejercicio oa rechazar a Le Pen.

La candidata socialista Anne Hidalgo fue la primera en pedir el voto “contra la extrema derecha” en la segunda vuelta “para que Francia no descienda al odio de todos contra todos”.

“El proyecto de Marine Le Pen llevaría al país a la discordia, la impotencia y la bancarrota. Su cercanía histórica a Vladimir Putin la desacredita para defender los intereses de nuestro país en los tiempos trágicos que vivimos”, declaró la candidata de Les Républicains Valérie Pécresse, revelando que elegirá votar por Emmanuel Macron dentro de dos semanas.

El verde Yannick Jadot también pidió “un aluvión contra la extrema derecha poniendo una papeleta en la urna para Emmanuel Macron”, y dijo que ahora contaba con este último para “crear las condiciones para un mitin para derrotar a la extrema derecha”. ”.

Incluso el líder de extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon, que anteriormente se había mostrado reacio a pedir a sus votantes que apoyaran a Macron, lo dejó muy claro. “¡No debemos dar un solo voto a la Sra. Le Pen! ¡No debemos dar un solo voto a la Sra. Le Pen!”. dijo a su audiencia.

La elección del domingo confirmó, en cambio, la muerte prevista de los partidos tradicionales.

Ni Pécresse ni Hidalgo llegaron a estar entre los cuatro primeros, con un particular golpe para los socialistas, que captaron menos del 2% de los votos.

La campaña electoral se ha visto ensombrecida por la guerra en Ucrania, mientras que el aumento de los precios de los bienes cotidianos ha hecho que el costo de vida sea el tema de mayor prioridad para los votantes.

El resultado de las elecciones en dos etapas tendrá importantes implicaciones para la Unión Europea, que Le Pen dice que quiere reformar radicalmente. También ha dicho que quiere retirarse del comando militar conjunto de la alianza militar de la OTAN liderada por Estados Unidos.

En cambio, Macron dijo el domingo: “Quiero una Francia que se sitúe en una Europa fuerte, que siga formando alianzas con las democracias del mundo para defenderse.

“No una Francia que, una vez fuera de Europa, solo tendría como aliados la alianza internacional de populistas y xenófobos. Esos no somos nosotros.

[Edited by Georgi Gotev]



Fuente

Latest from Blog