Putin abre una brecha entre el primer ministro y el presidente en Bulgaria

6 mins read
Putin abre una brecha entre el primer ministro y el presidente en Bulgaria

La decisión del Kremlin de cortar el gas a Bulgaria ha expuesto por completo las posiciones de los principales actores políticos en Sofía y ha provocado una ruptura total en las relaciones entre el primer ministro Kiril Petkov y el presidente Rumen Radev.

Radev fuertemente atacado al gobierno por la suspensión del gas ruso, sospechando que había estado trabajando para intereses extranjeros y exigió a Petkov una respuesta sobre por qué las autoridades rusas han detenido el suministro de gas al país.

En respuesta, Petkov dijo que estaba defendiendo completamente los intereses búlgaros e indirectamente acusó a Radev de defender al Kremlin.

“Hay muchos círculos políticos y económicos en Bulgaria que defienden directamente los intereses de Rusia”, dijo Petkov, y anunció que su partido “El cambio continúa” votaría en el parlamento para brindar asistencia militar a Ucrania.

Proporcionar armas a «Bulgaria está prolongando el conflicto en Ucrania» es vergonzoso, dijo el viceprimer ministro Asen Vassilev sobre la posición de Radev.

“El gobierno debe responder rápidamente algunas preguntas: por qué solo Bulgaria y Polonia están cortadas de gas, si Austria y Alemania están detenidas, cómo pagan y cómo garantizan su seguridad energética”, dijo Radev el miércoles (27 de abril).

Analistas energéticos como el exembajador búlgaro en Rusia Ilian Vassilev y Martin Vladimirov (Centro para el Estudio de la Democracia) comentaron que la decisión de Putin pretende perjudicar a Bulgaria, el eslabón más débil de la OTAN y la UE. Los acontecimientos políticos en Sofía muestran que esto es exactamente lo que está sucediendo.

En este contexto, la empresa estatal de gas Bulgargaz anunció que las condiciones propuestas por Gazprom son un incumplimiento unilateral del contrato y no garantizan que, incluso si Bulgaria paga, habrá suministro de gas. Sin embargo, Radev culpa al gobierno búlgaro por detener el gas.

“Lo que está sucediendo con el suministro de gas será una prueba real de la solidaridad europea, ayudará a la UE como el país más dependiente y pobre en energía”, dijo Radev.

Al mismo tiempo, el presidente expresó su “desconcierto por cómo el ministro de Economía explicará a los búlgaros y a los izquierdistas, que siempre han estado en contra de las guerras, que las armas búlgaras alimentan el conflicto”.

El presidente también dijo que Bulgaria debe ser parte de los esfuerzos por la paz y el fin del conflicto lo antes posible porque ya está claro que la prolongación del conflicto tendrá consecuencias desastrosas en muchas dimensiones.

Radev aún no ha comentado qué implicaciones tendría para Bulgaria la derrota total de Ucrania si se cortaran los suministros de armas y Rusia llegara rápidamente a Kiev. Muchos jóvenes de origen búlgaro luchan en el ejército ucraniano.

Radev agregó que los políticos búlgaros deben mirar a los miles de búlgaros necesitados antes de salvar el mundo.

“El gobierno debe una respuesta definitiva a los ciudadanos que confiaron en él, a cuyos intereses sirve, a los suyos oa los de otros. Ha llegado el momento de que el gobierno dé pruebas claras de que conoce y defiende la soberanía búlgara y de que se guía en su política por el interés nacional búlgaro. La posición búlgara soberana se está resolviendo en Sofía, no en Kiev. No hay necesidad de tal visita (de Petkov en Kiev)”, dijo Radev.

Según Vassilev, Ucrania será el ganador final de la guerra.

“La alternativa es que primero Ucrania y luego toda Europa del Este se conviertan nuevamente en apéndices vasallos, lo que este gobierno no permitirá”, dijo.



Fuente

Latest from Blog