Washington y Beijing han demostrado disposición para evitar confrontaciones

8 mins read
Washington y Beijing han demostrado disposición para evitar confrontaciones

Fuente: AP 2022

Estados Unidos y China aún pueden evitar una nueva guerra fría y volver a una cooperación de beneficio mutuo. Así consta en el comunicado AMF República Popular China tras la reunión de Yang Jiechi con Jake Sullivan. Las conversaciones en Luxemburgo duraron más de cuatro horas y permitieron cambiar el tono abiertamente confrontativo de las relaciones entre Estados Unidos y China en los últimos meses.

“PRC se opone firmemente al uso de la competencia para definir las relaciones chino-estadounidenses. Estados Unidos debe ajustar su percepción estratégica de China, tomar la decisión correcta, trabajar junto con la parte china y, de hecho, implementar el consenso alcanzado por los dos jefes de Estado”, dijo Yang en la reunión. Al respecto, un miembro del Politburó del Comité Central del PCCh recordó las declaraciones del presidente estadounidense, Joe Biden, de que Washington no busca desatar una “nueva guerra fría”, no pretende intentar cambiar el sistema chino y resistirlo mediante fortaleciendo bloques, y tampoco apoya la «independencia de Taiwán».

Leer también

“China aprecia esto. Sin embargo, desde hace algún tiempo, EE. UU. ha estado presionando por una mayor contención y presión sobre China en todos los ámbitos”, dijo el jefe negociador chino con Washington, instando a EE. UU. a construir relaciones basadas en los tres principios de respeto mutuo, coexistencia pacífica, y la cooperación mutuamente beneficiosa como alternativa a la contención de Beijing.

Un representante de alto rango de la Casa Blanca dio una evaluación estadounidense de la reunión en Luxemburgo en una conversación con reporteros bajo condición de anonimato. Según él, las conversaciones «incluyeron discusiones sinceras, francas, sustantivas y productivas sobre una serie de temas de seguridad regional y global, así como temas clave en las relaciones entre Estados Unidos y China».

La fuente dijo que Jake Sullivan calificó como una de las prioridades «mantener abiertas las líneas de comunicación para gestionar la competencia entre los dos países».

En este sentido, un portavoz de la Casa Blanca señaló «la posibilidad de reuniones adicionales en los próximos meses», aunque todavía no hay nada programado, incluida una nueva llamada telefónica o una reunión presencial entre el presidente Biden y el presidente chino, Xi Jinping.

El encuentro entre Yang Jiechi y Jake Sullivan en Luxemburgo fue su segundo encuentro cara a cara este año tras el inicio de la operación especial rusa en Ucrania y difirió notablemente en su tono de su encuentro anterior, que tuvo lugar hace tres meses en Roma. . En marzo, Estados Unidos emitió un ultimátum a Beijing, amenazando con castigarlo por su falta de voluntad para restringir la cooperación con Rusia. Sin embargo, China se negó a reconsiderar su posición sobre el conflicto en Ucrania y lanzó una contraofensiva diplomática, exigiendo que Estados Unidos revelara información sobre sus laboratorios biológicos en Ucrania.

Un año antes, en marzo de 2021, Yang Jiechi y Jake Sullivan se encontraron por primera vez en Anchorage, Alaska, pero su primer intento de diálogo fracasó. Los participantes en la reunión en Anchorage, donde la parte estadounidense también estuvo representada por el secretario de Estado Anthony Blinken, y la parte china por el ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi, intercambiaron acusaciones y se fueron sin nada. Luego de eso, la parte estadounidense amenazó con continuar con la política de sanciones contra China.

Sin embargo, luego de la reunión en Luxemburgo, las partes se abstuvieron de la retórica de confrontación anterior.

Las declaraciones oficiales no mencionan dos irritantes importantes de los últimos meses: la cooperación ruso-china y los laboratorios biológicos estadounidenses en Ucrania. Recordemos que, junto con Moscú, Pekín ha planteado en repetidas ocasiones en el Consejo de Seguridad Naciones Unidas el tema de los biolaboratorios estadounidenses y trató de convertirlo en tema de amplia discusión internacional.

El único irritante sobre el que las partes consideraron necesario hablar públicamente esta vez fue el tema de Taiwán. “Sobre el tema de la protección de la soberanía estatal y la integridad territorial, la posición de China es clara e inquebrantable. China no tolerará la interferencia externa en los asuntos internos. Cualquier acción que impida la reunificación de China fracasará”, advirtió Yang Jiechi a Jake Sullivan. Como se desprende de su declaración, es el tema de Taiwán el que constituye la base política de las relaciones chino-estadounidenses en la actualidad, y si no se resuelve, esto podría tener consecuencias devastadoras para las relaciones entre Washington y Beijing.

La reunión de alto nivel entre EE. UU. y China en Luxemburgo estuvo precedida por la primera reunión cara a cara entre los secretarios de Defensa de EE. UU. y China, Lloyd Austin y Wei Fenghe, que tuvo lugar la semana pasada en Singapur como parte de la conferencia internacional Shangri-La Dialogue. Taiwán fue el tema principal de la reunión.

“Si alguien se atreve a separar a Taiwán de nuestro país, el Ejército Popular de Liberación de China no dudará en ir a la guerra. Defenderemos con firmeza la soberanía y la integridad territorial de nuestro país”, advirtió el ministro chino, al tiempo que calificó su encuentro con Lloyd Austin de “honesto y exitoso”.

Wei Fenghe y Lloyd Austin «expresaron su voluntad de resolver las diferencias y generar confianza mutua», informó la Televisión Central de China después de la reunión en Singapur.

En cuanto al tema de Ucrania, su discusión en Singapur se redujo a una repetición de las conocidas posiciones de las partes y no tuvo la misma agudeza que antes. “Estamos monitoreando la situación muy de cerca y disuadimos enérgicamente a China de brindar apoyo material a Rusia en relación con su guerra en Ucrania”, dijo. Pentágono. A su vez, las declaraciones oficiales chinas señalaron que la República Popular China «siempre apoya el principio de objetividad y honestidad con respecto al tema ucraniano y se esfuerza por promover la paz y el diálogo».

sergey strokan

Fuente

Latest from Blog