in

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE se reunirán por vídeo para dar una ‘primera evaluación’ sobre la situación afgana

Manifestantes de izquierda cierran conferencia de prensa republicana fuera del Departamento de Justicia

Niños refugiados de Afganistán y Siria que ingresan al avión que los llevará de Grecia a Alemania como parte de un programa de reubicación de la UE, abril de 2020

El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado una videoconferencia extraordinaria de los ministros de Asuntos Exteriores de la UE para mañana por la tarde (17 de agosto) para una «primera evaluación» de los últimos acontecimientos en Afganistán., escribe Catherine Feore.

Desde la declaración conjunta de la Alta Representante y el Comisionado Lenarčič del 5 de agosto en la que pedían un alto el fuego urgente, amplio y permanente «para dar una oportunidad a la paz» y condenaban la escalada de violencia, en particular el ataque armado contra la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), ha habido poca comunicación por parte de los líderes de la UE y de la propia UE.

Anuncio publicitario

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, tuiteó anoche (15 de agosto): “En estrecho contacto con el Alto Representante de la UE y siguiendo los acontecimientos en Afganistán. La seguridad de los ciudadanos de la UE, el personal y sus familias es una prioridad a corto plazo. Es igualmente claro que habrá que extraer muchas lecciones «.

El Servicio Europeo de Acción Exterior publicó hoy (16 de agosto) una declaración conjunta liderada por Estados Unidos y firmada por la “comunidad internacional” (Albania, Australia, Austria, Bahamas, Bélgica, Burkina Faso, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Côte d’Ivoire, Croacia, República Checa, Dinamarca, República Dominicana, El Salvador, Estonia, Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Estados Federados de Micronesia, Fiji, Finlandia, Francia, Georgia, Alemania, Ghana, Grecia, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Islandia, Irlanda, Italia, Japón, Kosovo, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Islas Marshall, Mauritania, Montenegro, Nauru, Países Bajos, Nueva Zelanda, Níger, Macedonia del Norte , Noruega, Palau, Panamá, Paraguay, Polonia, Portugal, Qatar, República de Corea, República de Chipre, Rumania, Sierra Leona, Eslovaquia, Eslovenia, España, Surinam, Suecia, Togo, Tonga, Uganda, Reino Unido, Ucrania y Yemen).

Anuncio publicitario

La declaración reconoce el deterioro de la situación de seguridad y afirma que los signatarios están trabajando para garantizar la salida segura y ordenada de los ciudadanos extranjeros y afganos que desean abandonar el país: “Quienes ocupan puestos de poder y autoridad en todo Afganistán tienen la responsabilidad – y la rendición de cuentas – de la protección de la vida humana y la propiedad, y para el restablecimiento inmediato de la seguridad y el orden civil […] El pueblo afgano merece vivir con seguridad, protección y dignidad. Nosotros, en la comunidad internacional, estamos listos para ayudarlos ”.

Dos estados de la UE, Hungría y Bulgaria, no han firmado esta declaración.

¿Cómo trabajará la «comunidad internacional» con los talibanes?

El 13 de agosto, la OTAN emitió una declaración de que mantendría su presencia diplomática en Kabul y expresó su preocupación por los altos niveles de violencia causados ​​por la ofensiva de los talibanes, incluidos ataques contra civiles, asesinatos selectivos e informes de otros abusos graves contra los derechos humanos. En el comunicado, la OTAN dijo: “Los talibanes deben comprender que no serán reconocidos por la comunidad internacional si toman el país por la fuerza. Seguimos comprometidos a apoyar una solución política al conflicto ”.

Asimismo, la UE ha condenado las violaciones del derecho internacional humanitario y los derechos humanos en las zonas controladas por los talibanes, como las ejecuciones arbitrarias y extrajudiciales de civiles, los azotes públicos de mujeres y la destrucción de la infraestructura. La UE dijo que algunos de estos actos podrían constituir crímenes de guerra y tendrán que ser investigados y responsabilizar a los combatientes o comandantes talibanes responsables.

Sin embargo, a medida que los talibanes toman el control de Afganistán, es difícil ver cómo las fuerzas y los civiles pueden abandonar el país de manera segura sin negociar con los talibanes.



Fuente

Publicado por PyE

Deja una respuesta Cancelar la respuesta

«Estados Unidos nunca ha sido tan humillado»: Trump habló sobre la derrota en Afganistán

Los choques climáticos en Brasil repercuten en los mercados mundiales de materias primas